Seleccionar página

Enfoque y meditacion

Típico que te levantas de donde estás, directo hacia otro lugar de la casa u oficina decidido a…, mmm…,  ¿a qué venías??

O cuando hablan sobre las vacaciones donde tú fuiste protagonista y por más que te juran que estuviste ahí, para ti pasó de noche ese instante, ni te acuerdas, ni lo disfrutaste.

O muchas situaciones como esas donde no sabes dónde estaba tu mente mientras sucedían; como no poder retener una lectura, olvidar el nombre de una persona cercana a ti; que te digan: “Eyy, te estoy hablando…” cuando tienes a alguien de frente pero tú no escuchaste nada de lo que te dijo, o despertar en la noche con mil pendientes en la cabeza y olvidarlos por la mañana, etc…

Todo esto y muchas cosas más, tienen explicación debido a tu falta de atención, de enfoque, provocado por tu parloteo mental incontrolado.

Yo al mío le llamo Gazoo, pues me figuro que es como el personaje extraterrestre que se le aparecía a Pedro Picapiedra para sugerirle lo que hiciera en todo momento. Ahora Gazoo ya es buena onda conmigo, ya me deja tomar decisiones y hace halagos a mi persona o mis acciones; pero antes no era así, hablaba todo el tiempo y mandaba sobre mí, ocupaba mi mente todo el día y la noche, me juzgaba, me desmotivaba, era intolerante, distraído, inseguro… y provocaba que yo también lo fuera.

 Lo que yo llamo Gazoo no es más que el centro de los pensamientos en mi mente, que a su vez, está conectado con el centro de las emociones también en mi cabeza. Porque, no sé si lo has escuchado, pero la manera en la que piensas se convierte en la manera en la que sientes e interpretas tu vida, es decir, que si tus pensamientos son positivos y equilibrados, tus emociones también lo serán y por el contrario, si piensas o interpretas de forma negativa la vida, pues también así será con tus emociones.

¿Y cómo logré que Gazoo se calmara y se convirtiera en un aliado motivador que me permitiera pensar, sentir y hacer mi vida en plenitud?

¡fue gracias a la meditación!

Desde hace cuatro años practico la meditación y desde entonces me quede con el hábito pues descubrí en ella un sin fin de beneficios que quiero contarte.

Primeramente me gustaría explicarte de una manera poco técnica cómo entendí que funciona:

Imagina que estás parado frente a un río agitado e intentas observar lo que hay en el fondo para encontrar el tesoro que te dijeron había enterrado; ¡¿imposible verdad?!, lo único que ves es el agua turbia y la espuma provocada por la agitación y eso te hace sentir inquieto. 

La meditación en este ejemplo provocaría que la corriente del río se detuviera y lo convirtiera en una laguna, por lo cual, se asentaría la arena permitiendo que el agua quedara cristalina y tú lograrías ver el fondo con toda claridad, pudiendo encontrar el tesoro esperado llamado Calma.

Enfocar la mente es el secreto de la meditación, meditar enfocándose en algo que se transforma en nuestro objeto de contemplación, cualquier cosa sirve cuando tienes la intención, pero lo más común es que te enfoques en la respiración, en orar un mantra, en observar un paisaje natural o una imagen mental, algo que te inspire a observarle y empatizar con él mientras logras distanciarte de tus pensamientos; siempre combinado con el control de la respiración. 

Si meditamos unos minutos cada día, los resultados pueden ser profundos y tener larga duración. A medida que nos sentimos más relajados y conscientes, cada aspecto de nuestra vida se puede beneficiar. Invierte 15 minutos cada día, cinco días a la semana durante dos meses, y te sentirás más relajado, consciente, saludable y en concordancia contigo mismo y con el mundo, adquiriendo una habilidad que te beneficiará el resto de tu vida.

La gente medita por muchas razones

La gente medita por muchas razones:

  • Relajación, Salud, Paz interior y armonía, Concentración, Para mejorar el rendimiento deportivo o teatral, Inspiración y creatividad, Calidad de vida, Auto comprensión y terapia o coaching, Despertar espiritual y empatía con el universo

Aquí te describo una manera sencilla de cómo iniciar con tu práctica de meditación:

Antes de iniciar decide cuál será tu elemento de contemplación: la naturaleza, el cielo, un cuadro, música, un mandala o simplemente cerrar los ojos y observar un punto fijo en tu interior.

Busca un lugar tranquilo y silencioso donde puedas permanecer durante algunos minutos sin que nada te interrumpa. Siéntate o recuéstate en una posición cómoda, con tu columna vertebral derecha y bien apoyada. Inhala profundamente y al exhalar, relaja tu cuerpo. Inhala profundamente otra vez y al exhalar relaja tu cuerpo un poco más. Inhala profundamente una vez más y al exhalar relaja tu cuerpo por completo. Si notas que alguna zona todavía está tensa, dirige tu respiración hacia ella y deja que se suelte y relaje.

Vuelve a inhalar con profundidad y durante la exhalación relaja tu mente y los músculos de la cara observando que tu lengua flote. Deja que tus pensamientos pasen y se vayan. Cada vez que un nuevo pensamiento surja en tu mente, déjalo ir. Imagina que tus pensamientos son como un diente de león al cual si soplas con la exhalación se va volando. Simplemente deja que se vaya y enfoca tu atención nuevamente en la respiración. Respira lentamente y relájate.

Medita sin esperar nada, no tiene que suceder nada, más si ocurre algo a partir de ello, observa, escucha y tal vez escribe o graba un audio sobre tu experiencia para que vayas entendiendo lo que sucede en ti. Poco a poco te saldrá más fácil la conexión con tu interior y el control de tus pensamientos y por ende tus emociones, la clave está en la intención, la práctica y la empatía con el objeto que te decides a observar.

La meditación en muchas de sus formas es una herramienta importante en la metodología de Proyecto Plenitud, pues nos ayuda a poner la mente en calma para que surjan emociones y pensamientos adecuados y creativos que aporten en la práctica de cualquier proyecto personal.

Decidí que este fuera un tema prioritario con el cual presentar ante ti mi Proyecto Plenitud, pues, en mi experiencia personal en el camino a la Autorrealización, considero que practicar la meditación y el midfulness del cual te hablaré en el siguiente artículo, son mi medio hacia la espiritualidad y un básico para abrir la conciencia y regular las emociones, haciendo con ello, estar en disposición total para los nuevos aprendizajes.

Te invito a practicar el ejercicio recomendado o muchos otros que puedes encontrar de manera gratuita ya sea en videos de youtube o en aplicaciones con prácticas dirigidas.

Si deseas información específica del tema, no dudes en escribirme a hola@proyectoplenitud.com y con mucho gusto conectamos para contarte lo que puedo recomendarte.

Si crees que esta lectura le sería de provecho a alguien que aprecies, por favor comparte y de igual manera si deseas brindarme tu opinión o sugerirme un tema de interés, estaré más que feliz de saber de ti.